domingo, 23 de diciembre de 2012

ORUGAS




Las  orugas o gusanos son las  larvas de algunos  insectos, como las mariposas. Son típicamente blandas y cilíndricas y a menudo poseen vistosos colores, que usualmente advierten de su toxicidad o desagradable sabor.


ANATOMÍA

El cuerpo de las orugas es largo y dividido en segmentos. Tienen seis patas, más cinco pares de falsas patas, pseudopatas o propodios (espuripedios en Lepidoptera) en los segmentos del abdomen (en ocasiones el último par puede faltar). Tienen un parecido superficial con las larvas de los sínfitos, suborden de insectos himenópteros, pero se distinguen de ellas porque en las larvas de symphyta aparecen siete pares de pseudopatas. Otra diferencia es que las orugas tienen pequeños ganchos en las falsas patas. El espacio entre las falsas patas y las patas varía en las diferentes especies: mientras en algunas es muy pequeño, en otras, como las pertenecientes a la familia Geometridae, es mucho mayor.

Las orugas, como todos los insectos, no respiran a través de la boca: el aire entra en sus cuerpos a través de series de pequeños orificios tegumentarios presentes a lo largo del tórax y el abdomen, que se denominan espiráculos. En el interior del cuerpo, todos los espiráculos se conectan en una red de tubos respiratorios o tráqueas que se ramifican en traqueolas y suministran el oxígeno directamente a las células. Se trata de un sistema respiratorio altamente eficiente.

Las orugas no tienen buena vista, y tampoco son muy eficaces sus otros sentidos. En lugar de los ojos compuestos característicos de los adultos disponen de una serie de seis pequeños ojos simples, denominados stemmata, en la parte inferior de su cabeza. Utilizan sus antenas para descubrir dónde hay comida.

Los tres primeros segmentos forman el tórax, y los otros diez el abdomen. Cada uno de los segmentos del tórax tiene un par de patas articuladas y provistas de uñas: son las patas verdaderas. Los segmentos abdominales presentan, en general, de dos a cinco pares de falsas patas: unas protuberancias membranosas de la cutícula, que suelen tener forma de ventosa y estar provistas de uno o media corona de ganchos en el extremo.

La cabeza de la oruga es una cápsula resistente y dura, formada por dos hemisferios, entre los que se inserta una frente triangular. En la parte inferior de cada hemisferio, la cabeza tiene una serie de ojos simples dispuestos en forma de herradura, si bien algunas orugas que viven en la oscuridad carecen totalmente de ellos. Más importantes que los ojos son, no obstante, las dos potentes mandíbulas, en forma de cuchara, con el borde abundantemente dentado, que recuerdan a la pala de una excavadora.[]


CLÍNICA DEL ENVENENAMIENTO POR ORUGAS

         Dolor quemante (ardor) en el sitio de contacto que luego se irradia a los largo del miembro (linfangitis)

         Cefalea

         Fiebre


En algunas especies de orugas en la región del Amazonas pueden producir manifestaciones hemorrágicas:

         Equimosis

         Hematomas

         Epistaxis (sangra

         miento nasal)

         Gingivorragia (sangramiento por encías)

         Hematuria (orina con sangre)

         Melena (heces oscuras)

         En casos graves:

         hemorragias pulmonares, intracraneales y/o peritoneales.

         Algunas especies como la Lonomia oblicua puede producir manifestaciones hemorrágicas e insuficiencia renal aguda (IRA)


PREVENCIÓN

La mayoría de las lesiones se producen al rozar accidentalmente superficies como  troncos y ramas donde se encuentran estos insectos, afortunadamente la mayoría de las orugas poseen colores vivos y muy llamativos, esto ayuda a que puedan ser vistas y evitar el contacto con ellas.



PRIMEROS AUXILIOS

-Extracción manual o con pinzas de las púas (si son púas muy finas y pequeñas se puede colocar con cuidado cinta adhesiva y luego jalarla).

-Luego lavar el área con agua y jabón

-Colocación de compresas empapadas con agua fría o bicarbonato de soda los cuales pueden disminuir el dolor y el edema local.

ATENCIÓN PRE-HOSPITALARIA

-Prevención de cuadros alérgicos con la administración inicial intramuscular o intravenosa con Dexametasona, Hidrocortisona o cualquier antihistamínico como el Clorotrimetón*

-Colocación  de pomadas de Esteroides (Betametasona, Dexametasona) en el área afectada.

-Administración de analgésicos (AINES, Metamizol, etc.)

NOTA: El manejo a nivel hospitalario, la dosis, vías, y precauciones en el uso  de  estos fármacos* serán dados a conocer en el Curso de Envenenamiento Animal, igualmente se hará una explicación detallada sobre este tipo de accidente.





No hay comentarios:

Publicar un comentario