viernes, 25 de diciembre de 2015

ÓRGANO DE JACOBSON






El órgano de Jacobson, también llamado vomeronasal está situado entre el paladar y el cerebro, tras el hueso vómer, del que recibe su nombre. 

El órgano de Jacobson aparece de forma temprana en la evolución, los Urodelos (anfibios con cuatro patas y cola en su estado adulto) presentan ya una cavidad nasal y en Anuros ya aparece un esbozo del órgano tras el epitelio olfativo. 

Urodelos y Anuros, forman parte del grupo de los anfibios, por lo que se confirma que la necesidad de reconocer sustancias en el aire, el olfato, apareció durante la colonización del medio terrestre.

Los reptiles son los vertebrados con el órgano vomeronasal más desarrollado y los que menos desarrollado tienen el olfato. En las serpientes este órgano está en su máxima expresión, llegando a ser el principal receptor de moléculas en el aire de estos animales.

Las serpientes utilizan su lengua bífida para captar moléculas del aire que introducen en el órgano vomeronasal con la lengua.

Al contactar su lengua bífida con este órgano son capaces de recibir información como si hay presas y dónde se encuentran. 

Experimentos tapándole los ojos a una serpiente y extirpándole la lengua han demostrado que si bien al perder la lengua bífida captan peor las moléculas del aire, siguen recibiendo información de su entorno por el órgano vomeronasal. Más aún a ciegas son capaces de detectar una presa y saltar sobre ella con exactitud.

En los mamíferos acuáticos el órgano vomeronasal ha perdido su funcionalidad, de igual modo se cree que en el ser humano y en algunos simios tampoco cumple ninguna función. Por otra parte existen pruebas de que este órgano no se atrofia en humanos, ni simios, en cuyo caso su función todavía es desconocida. En el resto de vertebrados se le atribuye una función olfativa muy concreta. La recepción de las feromonas propias de la propia especie.


Permitiendo reconocer a miembros de la misma especie y diferenciar su sexo, aún sin verlos. De hecho, se han realizado experimentos en los que se ha extirpado el órgano de Jacobson a gatos. En ellos éstos eran incapaces de diferenciar a los machos de las hembras de su propia especie e intentaban montarlos a todos. 





jueves, 24 de diciembre de 2015

Serpientes Solenoglifas



SERPIENTES CON DENTICIÓN SOLENOGLIFA

Poseen el aparato inoculador de veneno más especializado que existe, el cual consiste en un par de colmillos, fuertes, curvados hacia atrás, independientes en movilidad y retráctiles, situados en la parte anterior del maxilar superior, protegidos por un pliegue o mucosa llamada Vagina Dentalis, estos además poseen un conducto que lleva el veneno desde la glándula de veneno hasta la parte distal del mismo .

La mayoría de las  especies poseen uno o dos pares de colmillos anexos inmediatamente detrás del primer par, que pueden sustituir a los delanteros en caso de pérdida.

Este  mecanismo de mordedura alcanza su mayor grado en las víboras (Familia Viperidae). Estas poseen un aparato venenoso muy perfeccionado, con el que inyectan su veneno a bastante profundidad en el interior del tejido. Cuando la serpiente se apresta a morder, abre la boca casi a 180°, y el maxilar superior se mueve hacia delante, formando un ángulo de 90° con el labio superior.

Su mecanismo inyector consiste en un diente a cada lado, articulado en la parte anterior de la maxila y de una glándula productora de veneno en la región temporal (también una por lado), grande y poco comprimida que le da esa característica forma triangular a la cabeza.

Los dientes son huecos en toda su longitud como una aguja hipodérmica y por medio de un ducto están en unión directa con las glándulas venenosas.

Los dientes inyectores se encuentran dentro de unas vainas membranosas y normalmente se encuentran plegadas contra el paladar; su erección ocurre cuando la serpiente abre la boca para morder, reacomodar sus mandíbulas o cuando bosteza. Detrás de los grandes dientes se encuentra una serie de pequeños colmillos en formación que sirven para reemplazar a los primeros, por este motivo resulta falsa la afirmación de que se les puede volver inofensivas al ser privadas de ellos, pues el animal puede recuperarlos en pocos días.

En estas serpientes, el hueso maxilar ha sido reducido y es capaz de ser rotado de tal forma que los dientes, cuando no están desplegados en su típica posición de ataque, pueden ser plegados hacia atrás en contra del techo de la boca. Los dientes son tan largos que de no ser por este mecanismo atravesarían la boca más allá de la mandíbula inferior al cerrarse.

El sistema muscular de estos colmillos están representados por musculatura eréctil que hace elevar el colmillo cuando la serpiente abre la boca, y musculatura retráctil que hace tracción para que este se recoja, lo cual le permite a la serpiente cerrar la boca sin hacerse daño.

Ejemplos: Mapanares (Bothrops, Bothriopsis, Bothriechis, Porthidium), Cascabel (Crotalus), Cuaima (Lachesis), Otros países: Víbora de Russel, Víbora de Gabón, etc.


IMPORTANTE: SI ALGUNO DE NUESTROS SEGUIDORES CONOCE EL ORIGEN (FOTÓGRAFO) DE LAS SIGUIENTES FOTOGRAFÍAS, FAVOR INFORMARNOS PARA COLOCAR LOS CRÉDITOS CORRESPONDIENTES. GRACIAS

SERPIENTES CON DENTICIÓN SOLENOGLIFA EN VENEZUELA

Fotografía: ?
(mapanares) Géneros: Bothrops, Bothriopsis, Bothriechis, Porthidium. 

Fotografía: Rodolfo Andrés Capdermelle
Género: Crotalus (cascabel)

Fotografía: ?
Género: Lachesis (cuaima)


http://breavenenos.blogspot.com/2015/07/curso-de-accidente-ofidico.html?spref=fb



San Diego - Estado Carabobo

lunes, 7 de diciembre de 2015

CURSO DE HERIDAS POR PROYECTILES DE ARMAS DE FUEGO







FAVOR LLAMAR ANTES DE EFECTUAR SU DEPÓSITO O TRANSFERENCIA PARA VERIFICAR DISPONIBILIDAD DE CUPOS. Gracias


CURSO DE HERIDAS POR PROYECTILES (ARMAS DE FUEGO)


Contenido


-Repaso de Anatomía, Neuroanatomía y Fisiología Humana.

-Calibres de proyectiles de armas fuego.

-Trayectoria de los proyectiles y leyes de la física que los rigen.

-Lesiones anatómicas según calibre del proyectil.

-Manejo Ambulatorio y Hospitalario.


Fecha: Viernes 13 de marzo  2016 


Lugar: Valencia-Estado Carabobo


Precio del curso: BsF. 1.600 + IVA 192 = BsF. 1.792 (Se entregará factura fiscal)


Horario: 9:00-12:00 /  13:00- 16:00 


CUPO LIMITADO 15 PERSONAS


SÓLO PARA MAYORES DE 18 AÑOS


Incluye:



-Material de apoyo (guía/espiral)


-Certificado


Mayor información: (0241) 871-96-56   Cel. 0416-735.36.21  (se agradece no enviar mensajes)   




La inscripción puede realizarse por medio de depósito o transferencia a la Cta. Corriente BOD N° 01-16-00-14-01-00-04-80-99-70  a nombre de: Carlos Escalona CI.  7.058.382    e-mail: carlosescalonamartínez@hotmail.com

CURSO HERIDAS POR PROYECTILES (Armas de Fuego)

La escopeta diseñada para descargar varios proyectiles (pequeñas balas, municiones conocidas como perdigones) en cada disparo.
Se trata de un tipo de arma ligera utilizada sobre todo en caza menor, en particular para aves, conejo, liebre, o en competiciones de tiro al plato. Las escopetas utilizadas en la caza mayor o destinadas a usos de policía o propósitos militares emplean cartuchos con una única posta de punta cónica (cartucho Brenneke) o con perdigones de mayor tamaño.

Las escopetas, en combate, al disparar proyectiles múltiples, es decir, una "nube" de perdigones a la vez con cada disparo, permiten acertar con facilidad a corta distancia, aunque sea con parte de los perdigones, siendo un impacto de lleno, demoledor. 

El poder de detención de un disparo a corta distancia es enorme. Al ir "abriéndose" la nube de perdigones se puede acertar a más de un blanco a la vez, si están juntos, a dos a unos 15 m y a 3 a unos 35 m. La dispersión de los perdigones, y la rápida pérdida de velocidad, hacen que pierda eficacia rápidamente a más de 50 mts.


A diferencia de otras armas, el calibre de la munición de una escopeta normalmente no se mide en milímetros o centésimas/milésimas de pulgada. Se usa un sistema de pesos, de tal forma que el número refleja la cantidad de esferas iguales que pueden obtenerse con una libra de plomo, y cuyo diámetro coincide con el interior del cañón. Como es lógico, a menor número, más grande es el calibre.


Por ejemplo, un calibre 20 significa que de una libra de plomo se pueden hacer 20 esferas, mientras que de un calibre 10 solo puedes sacar 10, por lo que el 10 es el doble de grande que el 20. Naturalmente, el tamaño de los perdigones que se cargan en el cartucho nada tiene que ver con el calibre. El calibre más común para caza y combate es el 12, siendo el 20 y el 10 otros bastante usados. También existen otros calibres, pero son minoritarios. Aunque al paso del tiempo se puso de moda el cal.16 utilizado en caza menor.


Hasta la primera mitad del siglo XIX se utilizaba el término escopeta para referirse a las armas para caza de pájaros o aves.

El disparo de una carga de perdigones en la caza menor ya se mencionaba en las leyes inglesas  en 1549, pero este tipo de armas no alcanzaron su expansión hasta los albores del siglo XVII. Hasta el final del siglo XVII, la mayoría de las escopetas tenían un único cañón. Algunas mejoras en la ignición permitieron reducir la longitud y el peso de estas armas, lo que hizo posible la fabricación de armas de dos cañones (uno al lado del otro), y popularizó la caza de aves en vuelo.

Como consecuencia de los avances en la fabricación de todo tipo de armas hasta la mitad del siglo XIX, las escopetas sufrieron algunas mejoras. En este periodo se perfeccionó el cañón agolletado, que hace que la boca del cañón sea más estrecha, de forma que los perdigones se mantienen más juntos en distancias largas. Más adelante se redujo la longitud del cañón hasta las magnitudes habituales de nuestros días, de 5 a 8 dm.


En 1880 aparecieron las escopetas de repetición de un solo cañón, pero se popularizaron con lentitud. Sin embargo, hoy constituyen la mayoría de las escopetas comercializadas. Entre éstas está la Maverick 88. Además de las escopetas tradicionales de un cañón o de dos cañones yuxtapuestos, que no han cambiado en el siglo XX, existen también las escopetas semiautomáticas y de corredera.


También en el siglo XIX se usaba el trabuco español, que era un arma de fuego con la boca acampanada y de gran calibre, de uso civil, que se hizo famoso por ser asociado primero con los guerrilleros de la Guerra de Independencia y posteriormente al bandolerismo.


En el curso de Heridas por Armas de Fuego, se describirán los diferentes tipos de escopetas y los calibres de municiones, así como los diferentes efectos que estas producen según la distancia, tipo de arma, etc.




Aunque en el curso inicialmente se hará un repaso de la Anatomía, Fisiología y Neuroanatomía Humana se sugiere a los participantes repasar aspectos sobre estos puntos para una mejor comprensión y análisis de los posibles daños y secuelas que las heridas pudiesen causar y la forma correcta de atender estos casos según la gravedad.