domingo, 29 de diciembre de 2013

TOXINA ANIMAL - MOFETAS



La Familia Mephitidae,  son una familia de mamíferos carnívoros conocidos vulgarmente como mofetas o zorrillos. Son animales de mediano tamaño, que habitan principalmente en América, con un género en el Sudeste Asiático.

Características

Su rasgo característico principal es el fuerte y fétido olor que segregan sus glándulas anales. Esta sustancia  es emitida cuando la mofeta se siente amenazada. Antes de la emanación, la mofeta adopta una posición corporal distinta según la especie; algunas levantan su cola, mientras que otras especies, levantan las patas traseras, quedando apoyados solamente sobre las delanteras. La sustancia emitida puede llegar fácilmente a los 2 metros de distancia.

El pelaje es básicamente bicolor, presentando mayormente un diseño con un color de fondo en negro sobre el cual se presentan rayas o bandas de color blanco, lo que sugiere que, al igual que otras especies con patrones similares, advierten a sus agresores de la posesión de algún tipo de defensa oculta.

Son omnívoros, pueden alimentarse tanto de insectos como de huevos, frutas, mamíferos pequeños, pájaros y miel.

Las hembras mofetas tienen un período de gestación de 55 días y llegan a parir entre 1 y 10 crías. Estas se alimentan de leche materna por aproximadamente 10 semanas.

Hábitat

Viven en madrigueras que son cavadas por las hembras y durante el invierno, pasan un período de letargo, el cual no llega a ser una hibernación completa.

A veces comparten madrigueras cavadas por otras especies como zorros y mapaches.

Toxinas de la orina de la mofeta

 

La orina de la mofeta contiene sulfuro de hidrógeno, metanotiol y tioles, todos los cuales son toxinas que pueden causar la muerte cuando se inhalan en altas concentraciones. Sin embargo, el promedio de un ataque de rociado por mofeta no incluye una suficiente cantidad de estas toxinas para que sean peligrosas.

Reacción a ser rociado

 

Las toxinas y productos químicos nocivos en el rocío de orina de mofeta ocasiona lagrimeo y nariz irritada. Algunas personas reportan vómito o tienen dificultad para respirar después de ser rociadas. Para minimizar las reacciones negativas asociadas a mofeta, permanece en un lugar bien ventilado y toma medidas para eliminar la sustancia de tu cuerpo tan pronto como sea posible.

Eliminación de la orina de mofeta

 

Después de haber sido rociado por una mofeta, enjuaga los ojos con agua cálida tan pronto como sea posible. La orina rociada por una mofeta es extremadamente irritante para los ojos y puede quemar hasta que se elimine. A continuación, retira la ropa rociada y se puede preparar un baño de vinagre y agua. También puedes intentar bañarte con un poco de polvos para hornear y agua oxigenada.

Puede que tengas que bañarse varias veces antes de que el olor se disipe.

Si se desea salvar la ropa rociada, remoje en vinagre, bicarbonato de sodio o lejía antes de lavar como de costumbre.

¿Cuándo se debe buscar atención médica?

 

Si después de haber sido expuesto al rocío de una mofeta la persona no puede respirar y siente como si fuera a desmayarte, busca atención médica tan pronto como sea posible.

En general, las concentraciones mortales de la mofeta no se producen en un entorno natural, pero hay personas con hipersensibilidad a estos químicos y pueden presentarse casos de alergias de mucha importancia que pueden comprometer seriamente la salud del paciente.

Si existe problemas respiratorios es importante suministrarle al paciente oxígeno y la administración parenteral y/o tópica de antialérgicos que pueden ser antihistamínicos puros o corticoesteroides.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

jueves, 19 de diciembre de 2013

ACTIVIDAD B.R.E.A. - MAPANARE






Fecha: Sábado 30 de noviembre 2013

A solicitud de vecinos del sector "El Chuponal" en la Urbanización La Entrada (Zona Norte de Valencia); pie de monte del Parque Nacional San Esteban, la Brigadista B.R.E.A. María Auxiliadora Blanco Zerlin,  capturó en una vivienda a esta mapanare, la misma fue fotografiada y posteriormente liberada dentro del área correspondiente a su ecosistema natural.

Familia: Viperidae

Género: Bothrops

Especie: venezuelensis

Nombre popular: Tigra mariposa


Fotografías: Carlos Escalona (Fotógrafo aficionado)

B.R.E.A.
BRIGADA DE RESCATE DE ENVENENAMIENTO ANIMAL

San Diego-Estado Carabobo, Venezuela








domingo, 3 de noviembre de 2013

FAUNA DE VENEZUELA




CURSO: FAUNA DE VENEZUELA Y LEY DE PROTECCIÓN DE LA FAUNA SILVESTRE




Fecha: domingo 16 de febrero 2014           Hora: 10 am.- 3 pm.


Inscripción: BsF. 200          CUPO LIMITADO 15 PERSONAS


Cuota el día de la clase BsF. 300

Lugar: Sede administrativa de B.R.E.A. San Diego-Estado Carabobo


 

PUEDE INSCRIBIRSE DIRECTAMENTE EN LA SEDE

ADMINISTRATIVA DEL B.R.E.A. EN EFECTIVO,

TRANSFERENCIA, O DEPÓSITO BANCARIO: CUENTA

CORRIENTE BOD Nº 01-16-00-14-01-

000-480-99-70 A NOMBRE DE CARLOS ESCALONA CI.

7.058.382, UNA VEZ HECHO EL

DEPÓSITO LLAMAR PARA LLENAR SU CERTIFICADO

 
Información: (0241) 871-96-56    Cel. 0416-735.36.21      Google: BREA VENENOS

Incluye

-Material de apoyo (Guía/espiral)    -CD (160 imágenes)       -Sello bordado

-Refrigerio                                       -Certificado

 
Contenido
Características físicas, hábitos, hábitats y alimentación de:

-Chigüire

-Jaguar

-Tonina

-Perro Macachíes

-Mono araguato

-Mono capuchino

-Zorro común

-Rabipelao

-Oso frontino

-Danta o tapir

-Lapa

-Oso palmero

-Mapurite

-Cachicamo

-Ardilla

-Colibrí

-Garza paleta

-Cardenalito

-Águila arpía

-Loro real

-Corocora

-Alcaraván

-Carrao

-Garza real

-Guacamaya

-Aguaitacaminos

-Tucán

-Chenchena

-Tortuga carey

-Garza morena

-Caricare

-Turpial

-Guacharaca

-Iguana

-Anaconda

-Caimán del Orinoco

-Guabina

-caribe

-Raya


-Etc.




































 








 

 

 






domingo, 6 de octubre de 2013

ALERTA B.R.E.A.



Se notifica que el ciudadano Eduard Jesús Márquez Peña (Bombero forestal ULA)  residente en Ejido-estado Mérida creó un grupo a nombre de  B.R.E.A. Brigada de Rescate de Emponzoñamiento Animal sin la autorización de nuestra brigada, desconociéndose la finalidad de la creación del mismo.

martes, 1 de octubre de 2013

CAMPEÓN: Veneno para ratas



El compuesto comercial “campeón “ (no cuenta con permiso sanitario) de venta libre en el mercado es responsable de un importante número de hechos suicidas, homicidas e intoxicaciones accidentales (principalmente en niños y mascotas), es por ello que es importante advertir sobre el peligro de este producto y estar pendiente de resguardarlos en lugares seguros.

En el mercado lo vende para eliminar:
 

-ratones
-ratas
-gatos
-perros

Salvarse o no salvarse, tras la ingestión del producto, depende de la dosis administrada y la rapidez con que el paciente llegue al hospital.


CARBAMATO (PRINCIPAL COMPONENTE DEL “CAMPEÓN”


Los carbamatos, junto con los insecticidas organofosforados, inhibidores de la colinesterasa pero con varias diferencias con estos. causan una inhibición reversible de dichas enzimas porque la unión enzima-carbamil es reversible, lo que origina un síndrome clínico más benigno con una duración más corta, en las intoxicaciones por insecticidas organofosforados esta unión es irreversible.

A diferencia de los organofosforados tienen muy mala penetración al sistema nervioso central, por ello la presentación clínica de esta intoxicación recuerda la de las intoxicaciones por insecticidas organofosforados con la excepción de originar pocos efectos sobre el sistema nervioso central, con convulsiones muy raras en la clínica.


Los valores de colinesterasa en suero y hematíes retornan a su valor normal a las pocas horas, por ello en muchas ocasiones su determinación será normal cuando el paciente acude al hospital

CLASIFICACIÓN

Estos compuestos tienen una estructura química basada en el ácido carbámico, con una serie de radicales que le dan la acción anticolinesterásica, en el caso de añadir un radical bencénico al éter de oxígeno o bien un hidrógeno o un radical metomilo al átomo de nitrógeno dando lugar a los metil y dimetilcarbamatos. los ditiocarbamatos tienen actividad antifúngica y herbicida, con poco efecto anticolinesterásico.


CLÍNICA

No existen diferencias importantes con respecto a la sintomatología encontrada en las intoxicaciones por organofosforados, suele haber un predominio de síntomas muscarínicos debido a su mínima penetración en el sistema nervioso central, al ser la unión a la enzima colinesterasa reversible la duración de estas manifestaciones es mucho menor.



Se han descrito efectos tóxicos sobre distintos órganos sobre todo sobre el parénquima renal.


Las intoxicaciones por ditiocarbamatos pueden ser graves, sobre todo si se asocian a consumo de alcohol. Pueden inhibir la dopamina hidroxilasa con la consiguiente disminución de la síntesis de noradrenalina, lo que puede conducir a shock en ocasiones irreversible, se han descrito casos con afectación del sistema nervioso central y periférico, así como fallo renal agudo por acción directa del tóxico.


La evolución suele ser favorable en la mayoría de los casos, siempre que no haya complicaciones intercurrentes, debido a la corta duración del efecto tóxico.


Algunos trabajos muestran neurotoxicidad retardada por carbamatos, que es infrecuente y con recuperación completa en la mayoría de los casos.


TRATAMIENTO

El tratamiento de la intoxicación por carbamatos incluye monitorización de signos vitales, mantenimiento de vía aérea permeable con intubación y ventilación mecánica si ello fuera preciso, lavado gástrico o administración de jarabe de ipecacuana para retirar el tóxico del tubo digestivo si hubo ingesta, con las precauciones habituales.



La administración de carbón activado y catárticos está indicada si hubo ingestión. si el contacto con el tóxico fue a través de la piel, retiraremos toda la ropa y lavaremos al paciente con agua y jabón de cabeza a pies durante al menos diez minutos.


Atropina: es la droga de elección en estas intoxicaciones. (En virtud que es un medicamento de uso delicado no se indican en este tema el esquema de dosificación el cual debe ser adminisrado por personal médico) se puede administrar repetidamente hasta que aparezcan los signos de atropinización: pupilas dilatadas (si estaban previamente mióticas), rubefacción facial, disminución de la sialorrea y broncorrea, aumento de la frecuencia cardíaca.

La mayoría de los pacientes precisan dosis de atropina durante las 6-12 primeras horas. Los pacientes críticos deben ser bien oxigenados además de recibir atropina. la dosis en niños y mascotas es de ………. inicialmente repitiendo la dosis en caso necesario con los mismos intervalos que en adultos.
 

(A los brigadistas B.R.E.A. se les informará la dosificación, vía de administración y precauciones relacionadas con la administración de este fármaco)


La observación de los casos graves debe prolongarse durante al menos 24 horas. la intoxicación leve no precisa observación prolongada.


OJO: no se debe usar morfina, fenotiacinas o clordiacepóxido en estas intoxicaciones por el peligro de depresión respiratoria.

Oximas: no están indicadas en estas intoxicaciones pues la unión carbamil-colinesterasa es reversible, regenerándose la enzima de forma rápida y espontánea.



Los pacientes críticos que han sufrido una paro cardíaco, edema pulmonar, requieren manejo en U.C.I. (unidad de cuidados intensivos) con cuidados propios del paciente crítico, ventilación mecánica, manejo de líquidos y drogas vasoactivas, monitorización hemodinámica invasiva, monitorización electrocardiográfica.

NOTA: la atropina es un medicamento de uso muy delicado

IMPORTANTE: Es importante tener en el maletín o botiquín de primeros auxilios unas dos ampollas de atropina ya que es de mucha utilidad en otras intoxicaciones, pero es importante tener presente que sólo debe ser administrada por personal autorizado.

OJO: el campeón es un veneno muy tóxico por lo tanto se debe tener mucho cuidado con los niños, pacientes psiquiátricos, personas en estados de depresión y animales domésticos.




jueves, 26 de septiembre de 2013

INVESTIGACIÓN SOBRE OFIDISMO - UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA, COLOMBIA







Investigación sobre tratamiento de envenenamientos por serpientes a partir de plantas (Universidad de Antioquia)

En Colombia se registran al año unas 2.675 mordeduras de serpientes. El 25 por ciento se presentan en los departamentos de Antioquia y Chocó, sin contar con los altos niveles de casos que no se reportan, estimados en un 43 por ciento adicional.

La gran mayoría de los accidentes por mordedura de serpiente ocurren en áreas rurales, muchas veces apartadas de las cabeceras municipales donde no se cuenta con recursos para atender estos envenenamientos. Por ello uno de los principales objetivos del Programa de Ofidismo de la Universidad de Antioquia es estudiar las plantas medicinales utilizadas por los curanderos o chamanes de las comunidades negras e indígenas.

Los hallazgos realizados durante trece años de investigaciones, se han publicado en revistas internacionales y en los últimos tres años se han recogido en un libro que describe las plantas y los resultados de numerosos estudios de laboratorio (se identificaron 105 plantas y se recolectaron 85, guiados por los curanderos). El libro, de distribución gratuita, también se ha llevado a las comunidades que participaron en los estudios, a las bibliotecas de los hospitales antioqueños y a las principales bibliotecas médicas del país. Asimismo se hicieron videos que han sido transmitidos en la televisión regional, nacional, y en algunos países latinoamericanos.

Lo que resulta de mayor interés para la comunidad internacional es la biodiversidad de Colombia, uno de los territorios más ricos del planeta, condición necesaria para el desarrollo de la biotecnología que, junto con la biología molecular, pueden mejorar en las próximas décadas nuestras condiciones de vida. Igualmente, el país cuenta con diversas etnias indígenas y con comunidades afrocolombianas, aisladas de la cultura occidental, que ofrecen un laboratorio de experimentación con sus saberes sobre el tratamiento de las enfermedades. Por ello el proyecto de etnobotánica se centró en el estudio de las plantas utilizadas por estas comunidades para neutralizar los venenos de las serpientes.

Hallazgos curiosos



El médico Rafael Otero Patiño, coordinador de estas investigaciones, cuenta que se encontraron cosas muy interesantes: las mismas plantas que utilizaban nuestros aborígenes se utilizaban en África y Asia. Esta coincidencia podría explicarse según la doctrina de los signos o de los símbolos, según la cual hay en la naturaleza señales para que el hombre sepa para qué sirven las plantas. Así, lo que se parece a la serpiente sirve para las mordeduras de serpiente, lo que se parece a la sangre, para detener hemorragias; explicando cómo el hombre llegó, orientándose a través de los signos, a seleccionar las plantas que más servían y sus partes más útiles, que pueden ser los frutos, las raíces, las hojas, según el caso.



También se encontraron 7 plantas que neutralizan in vitro el efecto letal del veneno en un ciento por ciento, y 5 de manera parcial; 12 que neutralizan al ciento por ciento, in vitro, el efecto hemorrágico del veneno y 35 que neutralizan casi totalmente el efecto inflamatorio. Después, en los experimentos in vivo (en ratones), algunas plantas conservan alguna capacidad protectora para neutralizar el veneno.



"Concluido este trabajo, en el grupo estamos convencidos de que estas plantas pueden ser un complemento para la terapia con sueros antiofídicos, pero cuando el caso es grave, si el paciente no recibe un tratamiento específico corre peligro de muerte, por las complicaciones que no alcanzan a neutralizar los extractos de las plantas", afirma el coordinador del proyecto.



Aunque los sueros antiofídicos se desarrollaron hace más de 100 años y en Colombia se producen hace unos 25, todavía muchas comunidades apartadas no disponen de este recurso, que requiere cuidados especializados. Anteriormente otros investigadores del país habían reportado de 30 a 40 plantas utilizadas por los indígenas para las mordeduras de serpientes, pero considerando que en otros lugares del mundo la lista puede llegar a 100, queda mucho trabajo por realizar.

Zona de estudio



El grupo de investigadores de la Universidad de Antioquia conocía la zona del Atrato medio y bajo y también la costa Pacífica, ambas con enormes carencias. "Hubo lugares a los que nos hubiera gustado llegar, pero los cabildos indígenas negaron la posibilidad, a pesar de la capacitación que les brindamos. Algunas comunidades fueron reacias y no fue posible involucrarlas", cuenta Otero Patiño.



Se seleccionaron los municipios y con el apoyo de los hospitales se emprendió el trabajo de acercamiento a las comunidades donde hubiera curanderos y chamanes.

Pese al celo o "secreto profesional" que manifestaron –para evitar que el conocimiento caiga en manos de charlatanes o de personas inescrupulosas–, los investigadores se ganaron su confianza y lograron las entrevistas. A cada lugar fueron tres veces. Cada viaje era de unos siete días. Volvían y les contaban cómo iba el trabajo, se les mantenía informados. Finalmente se les envió el libro.



En cuanto a la situación de orden público, al grupo se le permitió adelantar sus investigaciones a pesar de la disputa entre los bandos del conflicto armado que vive el país.



De aquí en adelante se desprenden muchos trabajos para el Programa de Ofidismo, como el desarrollo de productos que integren los principios identificados en las investigaciones, con el fin de contribuir al mejoramiento de la atención para los pacientes mordidos por serpientes, en regiones apartadas del país.



Todo con la esperanza de tener en pocos años un producto fitoterapéutico, económico, disponible en cualquier lugar, sin que tenga que refrigerarse y que se pueda administrar a la víctima de mordedura desde los primeros minutos, para que actúe como primer auxilio, mientras llega a un hospital.

 

Referencia:

OTERO, R., FONNEGRA, R., JIMENEZ, S.  Plantas utilizadas contra mordeduras de serpientes en Antioquia y Chocó, Colombia.