domingo, 17 de mayo de 2015

Familia Elapidae




Fotografía: Dr. Carlos Escalona- Director Nacional B.R.E.A.    *Fotógrafo aficionado

PREVENCIÓN DE ACCIDENTES POR ANIMALES VENENOSOS
Fotografía: Dr. Carlos Escalona- Director Nacional B.R.E.A.    *Fotógrafo aficionado





Familia Elapidae


Los elápidos son una familia de serpientes altamente venenosas que habitan en regiones tropicales y subtropicales de todo el mundo. Se caracterizan por poseer colmillos fijos huecos por los que inyectan el veneno. Su tamaño es muy variable, entre 18 centímetros (Drysdalia) hasta 6 metros (Ophiophagus) de longitud.


Algunos de sus miembros más conocidos son las cobras, las serpientes de coral, las mambas y las serpientes marinas.


Descripción


Exteriormente, los elápidos terrestres son similares a los colúbridos; casi todos tienen cuerpos largos y finos, cabezas cubiertas por grandes escudos y no siempre diferenciadas del cuello, y ojos con pupilas redondas. Además, su comportamiento es, por lo general, bastante activo, y muchas especies son ovíparas.


Las serpientes marinas, que también son elápidos, se han adaptado a la vida marina de diferentes maneras y en varios grados. Sus características pueden incluir cuerpos aplastados lateralmente, colas timón para nadar, la habilidad para excretar sal y dar vida a crías directamente. Algunos géneros pueden absorber del agua, a través de la piel, del 10 al 22% del oxígeno que consumen.


Todos los elápidos tienen un par de colmillos huecos que usan para inyectar veneno desde unas glándulas situadas en la parte posterior de las mandíbulas superiores. Cada uno de estos colmillos está situado en la parte anterior de la boca en un hueso maxilar inmóvil. Cuando la boca se cierra, los colmillos quedan fijados en huecos preparados para ello en el suelo de la boca. Debido a esta estructura, los elápidos deben morder a sus víctimas para envenenarlas, por lo que esta acción no es tan rápida como la de las víboras, que pueden envenenar a sus víctimas con un solo movimiento.


Veneno


Todos los elápidos son venenosos, y muchos son potencialmente mortales para el hombre. Los elápidos usan su veneno tanto para atacar a sus presas como en defensa propia.


La mayoría de los elápidos tienen venenos neurotóxicos, considerados más peligrosos que la mayor parte de los venenos proteolíticos de las víboras (Viperidae).


Las serpientes más venenosas del mundo pertenecen a  esta familia.


En Venezuela el único Género que pertenece a la Familia Elapidae es el Género Micrurus (corales).


En otros países:

-Mamba negra

-Mamba verde

-Taipán

-Serpientes marinas

-Cobras

-Krait,  etc.




Fuente: Wikipedia y Revista B.R.E.A.



No hay comentarios:

Publicar un comentario