lunes, 23 de mayo de 2011

-Chironex fleckeri (Avispa de mar o Medusa de caja)

Chironex fleckeri





Nombre popular: avispa de mar, medusa de caja es una cubo medusa capaz de matar a una persona por un simple contacto se considera una de las  criaturas viva más venenosa del planeta.

Habita principalmente en las aguas australianas.

Características

La umbrela (cuerpo principal) es casi cuadrada, traslúcida y de color azul y verde (por lo que es muy difícil distinguirlas en el mar), de la cual salen 60 cilios o tentáculos de aproximadamente 80 cm de largo cada uno.

Es casi transparente, por lo que es muy difícil su avistamiento por los bañistas.

Historia natural

Habita generalmente en aguas tropicales de Australia y otras áreas del océano índico occidental y del pacífico. Se han avistado especímenes en aguas de Papúa Nueva Guinea, Filipinas y Vietnam, si bien se desconoce su distribución exacta.

contrariamente a la creencia popular acerca de su movimiento y a diferencia de las medusas comunes, que en su mayoría son ciegas, esta especie posee cuatro grupos de veinte ojos. pero no está claro si pueden seguir objetivos con la vista ni tampoco cómo procesan las imágenes, ya que no poseen sistema nervioso central. Nada en impulsos de 1,5 m/s, lo que le proporciona velocidad suficiente para atrapar peces.

Toxicidad

Esta medusa contiene en su superficie unas ampollas repletas de veneno, con 20.000 unidades de entre 1.5 y 4 mililitros. el veneno es una neurotoxina cuya ld50 (dosis letal al 50% de los casos) es de aproximadamente 20 microgramos por kg de masa del sujeto. esto quiere decir que con simplemente 1.4 miligramos de veneno, puede matar a un hombre adulto, o lo que es lo mismo, con el peso de un grano de sal.

El veneno actúa rápidamente sobre el sistema nervioso, y después de una reacción inicial del tejido afectado que puede desarrollar ulceraciones y/o necrosis, se produce un paro cardio-respiratorio. tiene 60 tentáculos de 3 metros de largo cada uno y suficiente veneno para matar a 60 personas.

El veneno de los cubozoos lo utiliza para atrapar a sus presas ( peces y pequeños invertebrados que incluyen camarones y peces cebo como las anchoas ) y para la defensa de sus depredadores, que incluyen a varios tipos de pez plano, y el pez quimera, cangrejos y varias especies de tortugas (tortuga carey, tortuga de caparazón plano ). 

Las tortugas marinas, sin embargo, aparentemente no son afectados por la picadura y comen medusas caja.

En el norte de Australia, el periodo de alto riesgo de medusas caja es entre octubre y mayo, pero picaduras y especímenes se han reportado todos los meses del año. Del mismo modo, las condiciones de mayor riesgo son aquellos con aguas tranquilas y una brisa ligera en tierra.

Clínica: signos y síntomas


Generalmente el roce de la víctima con sus cilios pasa inadvertido y no deja lesiones visibles; tras unos 20 minutos se inicia el síndrome irukanjdi: comienza un intenso dolor en todo el cuerpo, el ritmo cardíaco se triplica, la tensión sanguínea se duplica; por lo general la muerte sobreviene tras una embolia cardíaca.

Sus síntomas se presentan también como:

-Dificultad para respirar (disnea)

-Náuseas y vómitos
-Hinchazón (edema)
-Dolor severo
-Muerte del tejido cutáneo

Algunos animales son inmunes a la toxina, como las tortugas de mar, que se alimentan de ellas sin sufrir daño alguno.

En el caso de los humanos, si el veneno penetra en el sistema sanguíneo, la muerte puede llegar a producirse en menos de tres minutos.

El tratamiento tópico con vinagre de las lesiones por contacto disminuye su peligrosidad según un estudio reciente de la revista National Geographic, las avispas de mar se vuelven más mortíferas con la edad.

Las avispas jóvenes que cazan camarones, tienen veneno tan sólo en el 5% de sus células urticantes, mientras que las adultas lo tienen en el 50%, lo que les permite cazar presas más grandes.

Información sobre otros aspectos importantes de esta especie se dará a conocer en el Curso de Envenenamiento Animal.


B.R.E.A.
BRIGADA DE RESCATE DE EMPONZOÑAMIENTO ANIMAL





No hay comentarios:

Publicar un comentario